Arquitectura de GRIPS

Para obtener más información, haga clic en cada área.

Gestión de procesosGestión de procesosGestión de procesosGestión de la informaciónComunicacionesCanal

Arquitectura de GRIPS – Gestión semántica del contenido basada en una sola fuente

GRIPS sigue un enfoque innovador de gestión semántica del contenido: la información se estructura y se organiza por tipo, por su relación con los componentes de objetos o productos, por sus variantes y por su idioma.

Esta información no solo pueden interpretarla y procesarla personas, sino también procesos y máquinas. Las posibilidades de automatización y el grado de reutilización de la información —incluida la traducción— aumentan, los costes disminuyen y los procesos se aceleran. Todas las publicaciones (por ejemplo, la documentación de usuario y de servicio técnico) pueden generarse automáticamente y prepararse para todos los canales, medios y sistemas empresariales. Esto funciona tanto del productor al consumidor como a la inversa, gracias a los mecanismos de procesamiento del feedback.

Fiabilidad futura y protección de la inversión

Al registrar y modelar la información de una manera semántica centrada en el producto, GRIPS también puede satisfacer sus requisitos futuros sin necesidad de reestructurar, migrar o adaptar los metadatos para su base de contenido.

Ejemplo: Para ayudar a los técnicos a realizar el trabajo de instalación y mantenimiento en el futuro utilizando gafas inteligentes o aplicaciones de realidad aumentada, GRIPS puede gestionar los modelos 3D de los productos, así como información sobre orientación espacial (ángulo, rotación, etc.). Esto permite que las gafas muestren las instrucciones de montaje en la posición adecuada exacta del campo de visión del operador.

Continuidad digital de la información

El tiempo de desarrollo y el ciclo de vida de los productos son cada vez más cortos y el número de variantes de los productos va en aumento. Esto deja menos tiempo para la preparación de la información de producto necesaria.

GRIPS facilita la reutilización automática de la información de ingeniería, desarrollo de software y fabricación, incluidos los modelos 3D. De esta manera, cada unidad de información solo necesita registrarse una vez y estará disponible para todos los medios, publicaciones y canales de comunicación. Esta continuidad digital acorta el tiempo de salida al mercado, disminuye los costes de la información, mejora la coherencia y evita las lagunas en la información debidas a cambios en el diseño.