FormatChecker – Calidad de los datos

La calidad en el punto de mira

Con el formato adecuado, es posible procesar y reutilizar los datos eficientemente. Incluso los errores de formato más insignificantes pueden afectar mucho a los posteriores pasos del proceso, como la traducción y maquetación, con lo que se malgasta tiempo y dinero.
Por ello, es necesario prestar atención a la calidad del formato de los documentos desde el principio.

Como un microscopio

FormatChecker es un microscopio que descubre los errores más habituales de formato.
Se puede utilizar de forma interactiva para la revisión y el control de calidad de documentos que ya han sido entregados.

Verificación interactiva con efecto de aprendizaje

Durante la comprobación interactiva, no solo se puede revisar, sino que se puede aprender a la vez cómo optimizar el formato: FormatChecker describe los errores y su localización, y ofrece explicaciones adicionales, así como sugerencias de mejoras.

Evalúe la calidad con una verificación completa

La verificación completa analiza los documentos y proporciona una evaluación de la calidad de su formato. Al utilizarla, se puede identificar inmediatamente dónde se encuentra el potencial para optimizar la calidad del formato de los documentos.

Los errores varían de un documento a otro

No existe una "verdad universal" en esta área: un error que causa problemas en una ocasión puede ser un elemento estilístico intencionado en otra.
Por ello, puede elegir el criterio de verificación más apropiado para encontrar los errores relevantes en cada situación.

Múltiples beneficios

  • Formato correcto y coherente
  • Mejora duradera gracias al efecto de aprendizaje
  • Reducción de los costes de traducción y maquetación
  • Costes calculables para los pasos siguientes del proceso
  • Rápida evaluación de la calidad gracias a las verificaciones por lotes

Para redactores y editores técnicos

FormatChecker indica directamente en Word o FrameMaker aquellos lugares en los que se identifica una posibilidad de mejorar el formato, así como los caracteres que podrían causar problemas posteriormente. Estas áreas se pueden revisar de forma inmediata para beneficiarse de un efecto de aprendizaje duradero mediante la lectura de consejos acerca de cómo lograr un formato de mayor calidad en futuros documentos.

Para traductores y expertos en maquetación

Mediante FormatChecker, se pueden identificar y corregir de antemano los problemas de formato. Con ello, se reduce significativamente el tiempo empleado en la traducción y maquetación, y se evita la multiplicación de errores en varios idiomas de destino y en proyectos posteriores.

Para gestores de proyectos

Mediante FormatChecker, se pueden comprobar los documentos por lotes automáticamente y se pueden generar estadísticas sobre la calidad del formato. Ya desde la fase de oferta, se pueden estimar los costes de revisión y maquetación, que pueden reducirse con una revisión preliminar. De este modo, puede incluirlo en el presupuesto.